Servicio oficial vs Taller multimarca

“¿Ser o no ser? Esa es la cuestión” O al menos lo sería si nos pusiéramos a filosofar.
Pero no, hoy no nos vamos a poner en un plan tal elevado, el tema que nos ocupa es bastante más terrenal: ¿Servicio oficial o taller independiente? Ahí está la verdadera cuestión.

Es por todos sabido que, por norma general, el servicio oficial aplica unas tarifas bastante más elevadas que el taller convencional, que oscilan entre un 10% y un 30% en la mayoría de casos. Incluso puedes descubrir que en algunas reparaciones, el taller de tu barrio te cobrará hasta la mitad de lo que te puede facturar el servicio oficial. Esa es la primera diferencia que la mayoría encontramos a la hora de decidir en qué manos confiar la salud de nuestro vehículo.

En algún sitio podemos leer que para determinadas reparaciones no hay nada mejor que el servicio oficial, ya que está compuesto por profesionales altamente cualificados que conocen al dedillo los vehículos de su marca y todas las características de cada modelo. Y además, antes que nadie. Sin embargo, si lo pensamos detenidamente, esto no tiene por qué ser del todo cierto, ya que muchos talleres convencionales o multimarca están compuestos por profesionales tan cualificados como los de los servicios oficiales, incluso muchos de ellos habrán formado parte de estos estándares antes de decidir emprender el viaje por su cuenta. De hecho, debido a motivos que explicamos más adelante, puede darse el caso de encontrar mecánicos más cualificados trabajando en el taller de la esquina que en la misma nave de la casa.
Y esto nos enlaza con la siguiente cuestión: la cercanía del servicio.

Por lo general, los talleres de toda la vida los podemos encontrar en el interior de los pueblos y ciudades, en tu misma avenida o en la calle de al lado, mucho más cerca que los servicios oficiales, que suelen estar en los polígonos a las afueras. Eso también es un factor a tener en cuenta, ya que no es lo mismo recoger tu coche a pie que necesitar que alguien te lleve a por él. También, cabe recalcar que si eres de los que aprecia el trato personal, en el taller convencional encontrarás siempre al mismo o a los mismos profesionales, que pueden ser ya o convertirse en tus mecánicos de confianza. En el otro lado y, por desgracia, la mayoría de concesionarios se centran más en sus comerciales que en los propios mecánicos, incentivando a los primeros con suculentas comisiones y relegando a los segundos a un sueldo fijo que no suele ser muy elevado. Esto ocasiona que muchos de esos mecánicos opten por marcharse y probar suerte por su parte, dejando muchas veces al personal menos cualificado en el servicio oficial.

Por último deberíamos tratar el tema de los repuestos. Un servicio oficial está obligado a montar recambios originales, incluso a utilizar lubricantes de una marca específica, que en la mayoría de casos son bastante más caros que los equivalentes de otras marcas. En el taller independiente o multimarca, este problema no lo tienes, ya que no están obligados a ceñirse a un único proveedor y pueden ofrecerte alternativas perfectamente válidas a precios mucho más atractivos.

En Recambios Colón apostamos firmemente por el taller independiente, ofreciendo los más variados repuestos, de las mejores calidades y a un precio inigualable.

Recent Posts
Cambio idioma »