¿Qué es el e-diésel?

Si te contáramos que se va a poder producir un combustible sintético capaz de alimentar los motores de nuestros vehículos y que, además, depende de elementos tan abundantes en la naturaleza como el agua y el aire, ¿qué pensarías?

Y si, además, te dijéramos que esta tecnología se adapta a los motores actuales, sin necesidad de ofrecer versiones específicas como sí ocurre con el gas o los motores eléctricos, ¿qué te parecería?

Pues así es el proyecto más ambicioso de investigación y desarrollo de Audi en su alianza con la compañía tecnológica Sunfire: una alternativa real al diésel de origen fósil que alimenta la mayoría de los motores hoy en día.

Vamos a tratar de explicar esto un poco mejor.

La producción del e-diésel se basa por un lado en la obtención del CO2 de la atmósfera, que combinado con el hidrógeno del agua permite crear este gasóleo sintético mediante un proceso de electrólisis.

Es decir, aire más agua más electricidad.

Y claro, para que este combustible pueda presumir de ecológico, dicha electricidad debe provenir de energías renovables como la solar o la eólica.

Pero vamos a tratar de profundizar un poco.

Primero, se calienta el agua por encima de los 800 grados centígrados y, mediante el proceso de electrólisis, se separa el oxígeno (que se devuelve a la atmósfera) del hidrógeno, que se queda en el reactor. Luego, mediando sistemas de captura directa, se obtiene el CO2 del aire, incorporándolo a la reacción. De aquí se obtiene el preciado combustible, que se lleva a un proceso de refinamiento que lo hace apto para nuestros motores.

Las ventajas de este proceso están claras: Utiliza elementos que se encuentran de forma abundante en la naturaleza, no incrementa el CO2 sino todo lo contrario, ayuda a reducir al principal causante del efecto invernadero, por lo que podemos decir que se trata de un combustible ecológico. Y, como ya hemos señalado, se adapta a los motores que conocemos, sin obligar a las marcas a lanzar gamas específicas como ocurre con otros sistemas alternativos que conocemos.

Pero claro, no podía ser tan bonito. Este sistema también tiene sus desventajas.

Para empezar, y sin saberlo a ciencia cierta porque Audi no ha desvelado el coste, podemos intuir que la producción de este combustible debe de ser bastante más cara que extraer petróleo. Y por otro lado tenemos el tema de la eficiencia. Ya hay estudios que afirman que el e-diésel no es lo suficientemente eficiente como para ser viable a nivel comercial, algo en lo que Audi no está muy de acuerdo.

Sea como fuere, el fabricante alemán ya ha anunciado que en su planta de Suiza será capaz de producir unos 400.000 litros de e-diésel al año. Así que sólo nos queda esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

Recent Posts
Cambio idioma »