Marketing on-line para tu taller

Tenemos nuestro taller en marcha y queremos llegar a cuanta mayor cantidad de clientes potenciales sea posible, como es lógico. ¿Qué hay que hacer?

Lo primero que debemos tener claro es que la publicidad no hay que considerarla un gasto, si no una inversión. La promoción que le demos a nuestro negocio ha de ser la adecuada, y cuanto más acertada sea nuestra estrategia, más efectivos serán los recursos que utilicemos, ya sean económicos y/o de tiempo-trabajo.

La publicidad convencional está bien. Anuncios en radio, flyers, carteles en eventos locales, videos promocionales, etc. ayudarán a que tu negocio gane visibilidad.

unnameradiosfd-1
flyers
internet Recambios Colón

Pero lo que tienes que tener en cuenta es que hoy en día, si tu negocio no está en la Red, para mucha gente es como si no existiera. La presencia en Internet es prácticamente obligatoria en este mundo conectado, y aquí te vamos a dar unos cuantos consejos para que, en la medida de lo posible, puedas darte a conocer aprovechando los recursos que te ofrecen tu móvil, tableta u ordenador.

Lo principal sería disponer de una página web, donde el cliente pueda encontrarnos y acceder a toda nuestra información, servicios, localización, etc. Es importante que la web sea dinámica, atractiva e intuitiva. Carruseles de imágenes, iconos y distintos tipos de letra son unos grandes aliados.

Hay distintas formas de trabajar el posicionamiento de nuestra página en Internet, pero eso daría para otro artículo mucho más específico. Por lo tanto y a grandes rasgos, solo comentar que se puede conseguir dicho posicionamiento de forma orgánica, aplicando una serie de técnicas, o, simplemente, pagando al señor Google para que nuestro sitio aparezca en los primeros puestos del buscador.

Por último, tener en cuenta que actualizar la web regularmente con noticias, artículos o promociones es de gran importancia para poder dirigir tráfico a ella y, por lo tanto, mejorar su posición en el buscador.

Que no tienes página web ni intención de hacer una por el momento, ya sea por motivos económicos o de tiempo, no te preocupes y sigue leyendo. Es más que posible que lo siguiente que te contamos te interese.

El siguiente punto, tengamos página web o no, también pasa por Google. Se trata de Google Business. Una manera totalmente gratuita de tener nuestro pequeño lugar en la Red. Sólo tenemos que acceder con nuestro correo, dar de alta el negocio, verificar la cuenta y añadir todo lo que queramos mostrar al visitante. El servicio de localización de Google facilitará que cada vez que alguien con la app activa pase por nuestro local, sea invitado a dejar una valoración o reseña de nuestra empresa. Consiguiendo de esta forma una interacción con el cliente que es muy aconsejable responder. Esto también nos ofrece la posibilidad de ayudarnos a conocer nuestros puntos fuertes y debilidades, lo cual siempre es una ayuda para mejorar.

Nuestro negocio aparecerá en el propio buscador y en el servicio de Google Maps, con toda la información, fotografías, servicios, etc. que le pongamos en la ficha.

Después de esto, independientemente de que tengamos los puntos anteriores resueltos, debemos hablar de las Redes Sociales. Unos animalitos a los que debemos alimentar frecuentemente, y cuanto mejor sea la comida, más crecerán.

Una fanpage de Facebook es esencial. Dista mucho de una página web al uso, pero en algunos casos puede suplirla. Facebook es una plataforma con la que el 79% de los españoles está familiarizada. En ella podremos compartir todo tipo de contenidos, ya sean fotografías, vídeos, textos, promociones, sorteos, etc.

Si la trabajamos bien y ofrecemos contenidos de calidad, nuestra comunidad aumentará poco a poco. Sin embargo, también cuenta con la posibilidad de promocionar publicaciones, llegando de esa manera a mucha más gente. Los anuncios pueden programarse para que se muestren a un tipo en concreto de público, basándose en unidades de segmentación tales como sexo, localidad o localidades, rango de edad, etc. Si tuviésemos que centrarnos en una sola herramienta social, esta sería la adecuada, por su buena relación entre versatilidad y cantidad de público. Pero, como reza el dicho valenciano “quan mes sucre, mes dolç”. Así que sigamos con las redes…

Instagram ocupa una cuota de mercado en nuestro país del 65%. Su comportamiento es similar al de un perfil de Facebook, con la salvedad de que está orientada a publicar fotografías y vídeos cortos. Con algo de creatividad y tiempo, se pueden hacer maravillas en esta Red Social.

Twitter posee un 53% de cuota de seguimiento en España. Su funcionamiento es más limitado que las anteriores, y se basa en la interacción de los usuarios, sobre todo sirviéndose de texto, aunque también deja publicar fotografías y vídeos.

Y hablando del vídeo, llegamos a la Red Social más seguida en nuestro país, ya que un 89% de los españoles está familiarizado con YouTube. Es más, para las generaciones más jóvenes, YouTube se ha convertido en el nuevo Google. Utilizan esta plataforma para buscar cualquier cosa. Y como en el famoso buscador de la empresa madre, en esta aplicación de vídeo también puedes encontrar de todo. Pero claro, tenemos que tener en cuenta que elaborar contenido interesante en vídeo es más costoso que publicar un texto o una fotografía. En YouTube te creas tu canal, de forma gratuita también, y puedes ir subiendo los vídeos que quieras. Los usuarios podrán afiliarse a tu canal, valorar tus vídeos y dejarte comentarios.

Y para acabar, hacer mención a dos Redes Sociales más: Pinterest y LinkedIn. La primera se basa única y exclusivamente en la publicación de fotografías, donde cada perfil tiene sus tableros y puede seguir a otros usuarios. Y la segunda, propiedad de Microsoft, basa su ámbito y funcionamiento en el mundo empresarial, una jobsite enfocada a la publicación de ofertas de empleo y relaciones laborales.

Tienes que tener en cuenta que tus perfiles en redes sociales son tu altavoz al mundo, son el canal para comunicarte con tus seguidores, y si lo único que haces es meter publicidad, acabarás por perderlos poco a poco. Debes buscar contenido interesante para compartir y encontrar un equilibrio entre ese contenido y las promociones que te interese dar a conocer.

Y con esto, acabamos el repaso de los recursos más importantes que tienes a tu disposición para dar a conocer tu negocio en Internet. Si dispones de tiempo suficiente, puedes adentrarte en este mundillo, ampliando la información expuesta en estas líneas en infinidad de páginas web que te hablarán largo y tendido sobre las diferentes técnicas que puedes utilizar para explotar cada una de las aplicaciones convenientemente. Si por el contrario, el trabajo te absorbe tanto que no puedes dedicar el tiempo merecido a todo esto, siempre puedes contratar los servicios de un profesional, ya que, como hemos empezado diciendo, tienes que considerar todo esto como una inversión que a medio-largo plazo producirá sus frutos.

Recent Posts
Cambio idioma »