Las normas básicas de conducción

 In Noticias de tráfico

En la autoescuela machacan a los futuros conductores con las normas básicas, y no tan básicas, de conducción y seguridad vial, pero cuando aprueban los exámenes, muchos se olvidan de estas nociones. El concepto disciplina de carril hace referencia a todos estos conceptos que es importante recordar a la hora de circular.

Cuando una persona empieza a conducir, con el tiempo va adquiriendo ciertas manías o comportamientos que cuesta entender que se produzcan. Algunos circulan como quieren, bajo sus propias reglas y sin tener en cuenta el riesgo que corren las personas a su alrededor, tanto conductores como peatones.

El término disciplina de carril se refiere al número de carriles que hay en una calzada, y a la correcta circulación que debe realizarse por cada uno de ellos, da igual el que elijamos. Hoy te presentamos unas pocas de estas normas básicas que consideramos de suma importancia a la hora de circular, tanto por autopista, carretera o ciudad:

  • Respetar el carril: hay que ir por un carril y respetar el de los demás. Es importante no cambiar de un carril a otro todo el tiempo, pues esto distrae a otros conductores y puede crear accidentes. Tampoco es recomendable tambalearse entre las líneas del carril, ni pisar la línea del carril contiguo todo el rato, ni mucho menos ocupar dos carriles.
  • Circular correctamente por las rotondas: las rotondas tienen un papel muy importante, sobre todo en la ciudad, y hay que circular correctamente por ellas. Hay conductores que vienen por el carril derecho, se cruzan la rotonda atravesándola por medio como si nada, pasándose al carril izquierdo y luego vuelven al carril derecho para salir y continuar por el carril derecho. Esto es un peligro, porque a parte de despistar a los otros conductores, crea accidentes.
  • Respetar las señales de tráfico: los semáforos y las señales de tránsito también tienen un papel fundamental para asegurar la correcta circulación. Pasarse un semáforo en rojo es más peligroso que jugar con fuego. Además, el riesgo aumenta en las noches, cuando el tráfico es más rápido y la visibilidad es menor.
  • Móviles: utilizar el móvil circulando es sumamente peligroso. Quien te escribe puede esperar, si te llaman, pon el manos libres, y si lo utilizas para oír música, crea una lista de reproducción que funcione sola.
  • Respetar los límites de velocidad: 120 km/h en autovías y autopistas, 100 km/h en carreteras convencionales, 90 km/h en el resto de vías y 50 km/h en zonas urbanas. Nunca está demás recordar que no hay que conducir habiendo ingerido algún tipo de alcohol o fármaco que pueda tener efectos secundarios.
Recommended Posts
Cambio idioma »