La importancia de la luz de cruce

 In Noticias generales

Las luces del coche son un instrumento indispensable para la correcta conducción. No solo nos despejan el camino, también avisan a los demás de qué lugar ocupamos en él.

Un alumbrado adecuado y en perfectas condiciones es imprescindible, ya que las luces del coche son decisivas en emergencias, inmovilizaciones en vías mal iluminadas, circulando por carreteras reviradas o dentro de un túnel.

Las luces de cruce o de corto alcance se utilizan por la noche en todas las vías, y de día en todas las vías con niebla, mucha lluvia, nevada o nubes de polvo o humo, aunque hay estudios que han descubierto que utilizarlas por el día podría reducir el número de muertos en accidentes de tráfico, entre un 5 y un 10%, y el número de heridos graves en algo más de un 50%. Por supuesto, estas luces deben utilizarse en todo momento: en túneles, carriles reversibles, adicionales y habilitados para circular en sentido contrario. Otra de las razones por la que es recomendable utilizar las luces de cruce durante el día es que los vehículos se distinguen mejor.

En España es obligatorio llevar encendida la luz de cruce solo durante la noche. En el resto de Europa, sobre todo en países del centro y norte, como Finlandia, Suecia, Noruega, Islandia, Dinamarca, República Checa o Polonia, es obligatorio utilizarlas siempre.

Según el color que tenga nuestro coche, es más o menos importante utilizar las luces de cruce, ya que hay colores que hacen que un coche se vea mejor en la carretera, a más distancia, y otros colores que hacen que un coche se vea peor. En general los colores más oscuros se ven peor, pues se “camuflan” con el asfalto, la distancia y el horizonte. También, según la hora del día, es peor la visión por la mañana y durante el atardecer.

Recommended Posts
Cambio idioma »