Embarazo y conducción

 In Noticias generales

Durante el embarazo, muchas mujeres dejar de seguir hábitos rutinarios que hasta el momento podían ejercer sin ningún problema. Pero conducir, no tiene porqué ser uno de ellos. Embarazo y estar al frente del volante no están reñidos si se toman las medidas correspondientes.

Para empezar, una mujer embarazada debe mantener una especial precaución durante el primer trimestre y el tercer trimestre. Durante la primera fase del embarazo, los cambios físicos no son significativos y no es necesario ajustar el asiento ni el volante. Sin embargo, el riesgo de aborto es mayor si se produce una colisión. Por lo contrario, el abdomen en el tercer trimestre incrementa, y se requieren cambios en las posiciones preestablecidas. Las correspondientes correcciones puede suponer una dificultad para manejar el volante y los pedales. Es este periodo se recomienda que la embarazada viaje como acompañante.

El segundo trimestre es el más seguro en comparación con los dos anteriores. Sin embargo, deben establecerse todas las medidas de seguridad en los tres periodos. El uso correcto del cinturón de seguridad es vital para la seguridad de la embarazada y el futuro bebé. La parte superior del cinturón debe estar entre la tripa y el pecho y la parte inferior debe ir entre la tripa y los muslos.

Otra medida que debe establecerse es la de una buena posición del respaldo y el reposacabezas. El primero debe estar recto y el segundo debe tener la parte superior a la altura de la cabeza. Es muy importante que cada vez que la mujer se sitúe frente al volante, mantenga una distancia de seguridad de al menos 25 centímetros.

Por último, a pesar de que se desaconseja desactivar el airbag, toda mujer debe saber que es otra medida de seguridad que junto con el cinturón de seguridad contribuye a salvaguardar la vida de los ocupantes en caso de accidente. Se hincha solo en la zona de la cabeza y el pecho y reacciona a la colisión antes que el cinturón, por lo que impide que éste presione la tripa.

En caso de choque, se hincha solo en el entorno de la cabeza y el pecho. Reacciona a la colisión antes que el cinturón de seguridad, impidiendo que éste presione la tripa demasiado.

Recommended Posts
Cambio idioma »