El mejor corto de coches de la historia

 In Noticias generales

Cualquier amante del cine o los coches conoce C’était un rendez-vous. Un corto de Claude Lelouch rodado París en 1976, y cuya trama trata de explicar cómo era el mundo antes de que existiesen los móviles. Se rodó en una sola toma, sin efectos especiales y siendo el propio director el conductor del vehículo. El dato más curioso es que la capacidad del rollo de película duraba 9 minutos y el tiempo en que se rodó el cortó debía ajustarse al rollo de película. El motivo de esa duración tan limitada, se debe a que Lelouch usó el sobrante del rollo que utilizó para rodar la película “Si c’était à refaire”.

El microfilm comienza con los latidos de un corazón y luego continúa con el sonido de un Ferrari. El protagonista circula de manera temeraria, saltándose semáforos, sentido del tráfico, peatones y, por supuesto, los límites de velocidad.

Aunque el sonido del coche que se escucha es el de un Ferrari 275 GTB de 1965 , el coche que condujo Claude Lelouch fue su propio Mercedes 450 SEL 6.9.

Este coche pertenecía a una serie muy limitada, que se fabricó entre 1975 y 1981. El coche tenía un aire deportivo, era muy manejable y se caracterizaba por poseer un potente motor V8 de 6,9 litros que rendía 286 CV y alcanzaba 241 km/h. Además también contaba con una suspensión revolucionaria que resultaba fantástica para la imagen de la cámara fija.

Una anécdota curiosa fue que rodaron en las calles de París sin ningún tipo de permiso por parte de la policía. Lelouch fue arrestado tras el primer pase de la película y el material estuvo oculto muchos años. Lelouch confesó ser él el conductor: “Era mi película y yo estaba preparado para correr el riesgo. El jefe de la policía me llamó y me leyó una lista de delitos que había cometido. Era interminable…Cuando acabó, me miró y me pidió el carnet de conducir. Lo miró un rato y me lo devolvió con una sonrisa en su cara. Dijo: “He prometido a mis superiores que te quitaría el carnet de conducir, pero no me especificaron por cuánto tiempo”. Lelouch se quedó alucinado. Era un castigo simbólico. Entonces el jefe de policía añadió: “Es que mis hijos adoran tu corto”.

Pero como no es lo mismo contar que vivirlo, os animamos a que visionéis el corto y opinéis por vosotros mismos:

http://vimeo.com/86448242

 

Recent Posts
Cambio idioma »
rasguno-coche