¿Cuándo adelantar y cuándo no?

 In Noticias de tráfico

Adelantar en una carretera convencional o de doble sentido puede ser una maniobra peligrosa, ya que para realizarla habitualmente tenemos que invadir el sentido contrario, con el consiguiente riesgo.

Normalmente tenemos claro cuando no podemos adelantar. Si vemos la correspondiente señal de prohibido adelantar, todos sabemos que no podemos. Pero no siempre está la señal, y en casos como estos, si la marca vial es continua quiere decir que no podemos rebasarla, por lo tanto tampoco podremos adelantar si para ello tenemos que invadir el sentido contrario.

También debes saber que si el vehículo que deseas adelantar ya circula al límite de la vía no hay que adelantarle, pues los 20km/h para adelantar son para turismos y motocicletas, y siempre que a quién queramos adelantar circule a menos de la máxima de la vía.

Además es importante saber que el adelantamiento debe iniciarse desde una posición adecuada. No hay que iniciarlo ni desde muy lejos, ni desde muy cerca, pues si estamos lejos necesitaremos excesivo espacio para realizar la maniobra, invadiendo demasiado tiempo el sentido contrario. Y si lo iniciamos demasiado cerca, no tendremos visibilidad suficiente para una correcta apreciación del riesgo, iniciaremos el adelantamiento a la misma velocidad que el vehículo que pretendemos adelantar, por lo que tardaremos más e invadiremos el carril contrario durante demasiados metros.

Por último, si por otra parte somos el coche al que están adelantando, nuestra obligación es facilitar la maniobra y la vuelta del otro vehículo a su carril, circulando a la misma velocidad y en la medida de lo posible nos ceñiremos a la derecha de nuestro carril para dar mas visibilidad a quién nos pretende adelantar.

Recent Posts
Cambio idioma »
Como conducir en los puntos negros