Consejos para afrontar el deslumbramiento en verano

 In Noticias de tráfico, Noticias generales

El verano ha llegado a nuestra región y con él las largas horas de sol. En comparación con el invierno, el sol calienta más fuerte, la luz que emite es más intensa y la duración de la misma es más prolongada por el alargamiento de los horas a lo largo del día. El riesgo de deslumbramiento en carretera es mayor y más peligroso de lo que parece. Las partículas de polvo depositadas en nuestra luna brillan a contraluz reduciéndonos la visión.

Lo importante es que cuando esto ocurra, estemos preparados para evitar posibles accidentes. Una solución es mantener el cristal limpio por fuera y por dentro, mantener el depósito del limpiaparabrisas lleno de agua, llevar siempre en el interior del coche gafas de sol polarizadas para evitar reflejos y usar el parasol del copiloto junto con el de conductor para que tapen la luz del sol directamente.

También debemos estar atentos a los retrovisores, para seguir los movimientos del vehículo que llevemos detrás. Debemos evitar conducir a las 3 de la tarde y planificar nuestra ruta de modo que esquivemos la salida del sol y la puesta. Y por último, si nuestra visión es mala, lo mejor es reducir la velocidad. De esta manera tendremos más tiempo para maniobrar ante cualquier imprevisto.

Recommended Posts
Cambio idioma »