6 consejos para los conductores nóveles

 In Formación

Hoy queremos dedicar el post a todos los conductores noveles que se lanzan al volante esta temporada. Todos sabemos que aprobar el examen de conducir y lograr el ansiado carnet es siempre motivo de alegría, pues no es tarea fácil. Pero este logro también es la puerta de entrada a nuevas y desconocidas vivencias y experiencias, además de una gran oportunidad para ampliar nuestra libertad. El día en que el monitor de la autoescuela ya no está en el asiento del acompañante y te toca hacerlo todo a tí solo, asusta, por eso, es importante recordar algunas recomendaciones básicas.

  1. Crea una rutina: La prioridad principal debe ser siempre mantener la seguridad propia y ajena. Empieza por colocarte el cinturón de seguridad nada más subir al coche, ajustar los retrovisores y situarte en la posición correcta al volante. Antes de iniciar la marcha, debes tener en cuenta en qué entorno estás conduciendo y cuáles son sus condiciones. Trata de hacer esta rutina, así te costará cada vez menos.
  2. Practica por donde te sientas cómodo: Antes de aventurarse a la carretera, te recomendamos estrenarte en zonas que sean conocidas y cómodas para ti. Practica por áreas y entornos con los que estés familiarizado. Después de esto, intenta circular por carreteras con poco tráfico que te ayuden a sentirte más seguro y a ganar confianza para cuando debas enfrentarte a cruces o trazados complicados, zonas estrechas o recorridos más complejos y transitados.
  3. No emocionarse: Algo muy común en los conductores noveles es que pasadas las primeras semanas o meses al volante, tienen una falsa sensación de control. La destreza al volante, el dominio del vehículo y la capacidad y rapidez de reacción ante circunstancias imprevistas se adquieren con la práctica tras varios años y miles de kilómetros recorridos.
  4. Evita distracciones: Se debe prestar tanta atención a la vía y a nuestros movimientos y acciones al volante como a los conductores que hay a nuestro alrededor. Siempre recuerda que el peligro no solo depende de tu conducción, también depende de otros y hay que tratar de prever lo que vayan a hacer. Es muy importante que cuando conduzcas no tengas distracciones y estés concentrado. Evita utilizar el móvil, hablar demasiado con el copiloto, comer, fumar, etc.
  5. Controla la velocidad: Recuerda que es igual de peligroso conducir rápido que conducir despacio. Conducir despacio da tiempo para pensar y permite reaccionar ante los imprevistos de la carretera, pero en una autopista no puedes ir a 50km/h porque te llevarán por delante. De igual forma, en ciudad no puedes ir a 100 km/h, o atropellarás a alguien. Un conductor novel no solo debe respetar los límites de velocidad sino también adaptarla en cada circunstancia a sus capacidades.
  6. Revisiones periódicas: Por último, pero no menos importante, recuerda que es necesario, aunque el coche sea nuevo, mantenerlo. Revisa periódicamente la presión de los neumáticos y su estado (profundidad de dibujo, desgaste homogéneo…), así como los niveles de aceite y líquidos. Y nunca olvides llevar el kit de emergencia del coche, que incluye los triángulos de seguridad, el chaleco reflectante y un botiquín.
Recommended Posts
Cambio idioma »