La descarbonización de la posventa

Los talleres mecánicos del automóvil perderán casi un 40% de sus ingresos en la Comunitat Valenciana, según el minucioso estudio que ha llevado cabo Solera, una empresa de inteligencia del automóvil que advierte: “en plena lucha contra el cambio climático, las motorizaciones diésel y gasolina encaran una cuenta atrás que, si se llevara a cabo finalmente el anteproyecto de Ley de Cambio Climático, tendría su horizonte en 2050 y abriría la puerta a la movilidad 100% eléctrica, con el impacto que ello tendrá sobre la industria del automóvil y la posventa”.

En el análisis que hace Solera, llamado “La descarbonización de la posventa”, dictamina que actualmente se factura en nuestra comunidad 1.444 millones de euros, y que de seguir todo como está previsto, en el año 2050 se pasaría a ingresar sólo 897 millones. El motivo es que los vehículos de combustión interna necesitan de una serie de mantenimientos preventivos que el eléctrico no precisa. El aceite, sus filtros, la correa de distribución, las bujías, tubos de escape, inyectores, etc. son elementos que no tiene el vehículo eléctrico, los cuales superan los 15.000 euros en facturación. Y esta pérdida no se compensará con el cambio de batería, que aunque es cara, se cambia cada diez años, mucho más tiempo que el que necesitan para ser sustituidas las piezas de un vehículo de combustión.

El estudio continúa la cuantificación de la transición hablando de la mano de obra. En el caso de un gasolina o diésel, a lo largo de una vida de diez años supone un coste de 3.429 euros por taller, reduciéndose en un 86% en el eléctrico, que se quedaría en 489 euros. El número de horas trabajadas se reduce en un 90% dado que cambiar una batería conlleva tan solo 6 horas de mano de obra.

Solera incide en el hecho de que apenas un 0,1% de los vehículos que circulan son eléctricos, por lo que los plazos previstos por el gobierno para la electrificación total del parque automovilístico español son “más un desiderátum que una realidad”.

Por hacernos una idea, si el tanto por cien de los vehículos eléctricos matriculados llegase al 10, se tardarían 172 años en electrificar el parque nacional. Y yendo un poco más allá, si suponemos que a partir de ahora el 100% de los vehículos que salen a rodar por nuestro país fuesen eléctricos, se conseguiría cumplir con el objetivo en el 2036.

electric-car-4276419_1920

Aun con todo, la empresa asegura que no son muchos los que pueden permitirse comprar un coche eléctrico. Fijándonos en los datos del Instituto Nacional de Estadística, dos de cada diez hogares españoles serían los únicos que pudiesen permitirse un vehículo de estas características, ya que superarían la una renta media de 2.500 euros mensuales. A día de hoy, el eléctrico sólo supone un 15% de las ventas debido a su elevado precio.

Recent Posts