Las reformas de importancia, siempre en un taller

 In Blog

La función principal de las estaciones de la ITV es la de verificar que los vehículos cumplan con unos criterios mínimos de seguridad y emisiones según las especificaciones de su homologación. Por eso resulta imprescindible llevar a cabo el mantenimiento del automóvil en un taller cualificado y de confianza.

Ahora bien, la ITV es también la entidad responsable de validar los cambios realizados en un coche concreto. Cualquier reforma de importancia debe estar debidamente documentada por un taller que se haga responsable de la misma. Los componentes nuevos deben estar homologados y su instalación certificada por un profesional reconocido, siguiendo las directrices marcadas en el Real Decreto 866/2010.

Qué necesita el cliente para homologar las modificaciones en su vehículo

Documentación del automóvil: en primer lugar, hay que identificar la contraseña de homologación de la pieza, que se encuentra en el documento conocido como ficha reducida (escrito mediante el cual una marca homologa un vehículo espefícico). Aunque tiene diferentes formas dependiendo del tipo de vehículo, la más común es la siguiente: e1 * 2001/116 * 0501 * 01, con el 2001/116 como referencia a la Directiva 2001/116 / CE.

Proyecto técnico: una vez identificada la señal de homologación, se tiene que comprobar si el coche dispone de homologaciones previas. Esto se debe a que cuando los accesorios vienen de fábrica, es la propia marca la que se encarga de realizar la ficha técnica con estas piezas. Cuando los accesorios (alerones, llantas tubos de escape, ganchos de remolque, etc.) no están incluidos, si no lo ha hecho el concesionario o taller entonces es el mismo propietario el que tiene que realizar la homologación en la ITV. De hacerlo el taller, es un servicio añadido a tener en cuenta.

Informe de conformidad: se le tiene que solicitar a la marca y se puede tramitar telemáticamente con la firma digital del encargado de homologaciones de la marca. En dicho informe aparecerá el código de reforma que se ha aplicado y todos los campos de la ficha técnica, que variarán respecto al original (altura, anchura, etc.). Queda exenta del proyecto técnico la instalación de piezas como separadores o muelles deportivos, entre otros.

Certificado de taller: el cuatro paso es emitir el certificado de taller, que permitirá a tu cliente avalar el montaje de los accesorios. Debe incluir el sello de la empresa y la firma del responsable. Si un cliente se ha fabricado e instalado él mismo los accesorios, requerirá igualmente de un taller con número de registro industrial y número de registro especial para obtener el certificado, de modo que será ese taller el responsable de verificar que la instalación es correcta y segura.

Pasar la ITV: el titular o una persona autorizada deberán acudir personalmente con el vehículo con la ficha técnica, el permiso de circulación, el informe de conformidad y el certificado del taller.

Si posteriormente se quieren deshacer las modificaciones realizadas, deberá repetirse todo este proceso, por eso es importante informar correctamente al cliente de todos los pasos a realizar.

 

Fuente: ITV

Recent Posts